Recintos deportivos

Morris presiona en toda la pista y puntúa con GSL

Morris Light & Sound, partner de producción de d&b audiotechnik,eligió al hermano mayor de la aclamada Serie SL, el sistema GSL, para el servicio de audio de la final a cuatro de los campeonatos de baloncesto universitario masculino que tuvo lugar en el US Bank Stadium de Minneapolis. Tras utilizar el sistema GSL para la gira Around the Sun de Kenny Chesney en ese mismo recinto en 2018, Morris supo que el único sistema de altavoces capaz de resolver los complejos retos de audio que presenta el estadio y el evento sería el GSL.

El sistema GSL proporcionó la atenuación sobre la pista que no podría haberse logrado con ningún otro producto. Las propiedades cardioides de la caja pudieron reducir drásticamente el exceso de ruido y proporcionaron una inteligibilidad de audio inigualable.David Haskell, Presidente de Morris

David Haskell, Presidente de Morris, comenta: “El sistema GSL proporcionó la atenuación sobre la pista que no podría haberse logrado con ningún otro producto. Las propiedades cardioides de la caja pudieron reducir drásticamente el exceso de ruido y proporcionaron una inteligibilidad de audio inigualable”.

Alrededor del marcador de vídeo temporal, se colgaron altavoces GSL8 en ocho riggings de diez cajas en círculo. Además, se utilizaron ocho Y10Ps en un canal separado como altavoces para el partido que cubrían la cancha. Los amplificadores D80, producto insignia de d&b, se colgaron en dos plataformas separadas y se controlaban mediante el software de Control remoto R1 de d&b. Estos elementos combinados permitieron que Morris proporcionara un sonido coherente en toda el área de cobertura desde una altura de orientación muy por encima del marcador de vídeo.

Kevin Day, Director Asociado de la empresa especializada en audio y vídeo WJHW y asesor de confianza de US Bank Stadium, estaba entusiasmado con la elección. “Las expectativas eran muy altas tras escuchar el rigging de GSL en los ensayos técnicos y de configuración: excelente detalle en las altas frecuencias, zonas de superposición fluidas y muy buen sonido de directo a reflejado. El sistema funcionó muy bien y ofreció megafonía, música y efectos de sonido en cada uno de los tres grandes partidos. El sistema tenía mucho gas en el depósito mientras ofrecía 105 dBA e impulsaba la emoción del público.