Giras y conciertos

El sistema KSL de d&b se une a la Serie V en Glastonbury.

En el Festival de Glastonbury 2019 había más altavoces d&b audiotechnik que nunca para suministrar el sonido: el sistema KSL hizo su debut en el escenario «The Other Stage», mientras que en «The Acoustic Stage» las Series V e Y intensificaban el sonido para los miles de asistentes al festival.

La empresa Skan es veterana en Glastonbury, ya que desde 1990 proporciona sistemas PA para el segundo escenario del festival, y este año suministró el sistema KSL de d&b para The Other Stage en el que, entre otros, tocaron los cabezas de cartel Tame Impala, Chemical Brothers y Christine and the Queens.

Mayor demanda de calidad para el sonido del festival

“El tamaño del escenario y las exigencias técnicas aumentan cada año, y hemos incrementado las especificaciones y los requisitos del sistema al ritmo de ese crecimiento”, comenta Matt Vickers, Diseñador sénior de Skan.

“«Contundente, nítido y muy limpio» fueron los adjetivos que dejaron caer varios ingenieros visitantes, y los comentarios que se oían entre bastidores o que se dirigían a nuestro equipo de escenario consideraban en general que el sistema KSL era el rigging que mejor sonaba, y que mejor se portaba, de todo el recinto durante el fin de semana”.

Skan especificó el sistema KSL con veinte cajas en cada clúster principal, más dieciocho en cada clúster lateral, y veinte SL-SUBs dispuestos verticalmente (situados sobre sus extremos) en un arreglo distribuido a lo largo del borde del escenario orientado hacia abajo. Los fills estaban formados por un solo rigging central de la Serie V, y outfills de J12.

Áreas de cobertura específicas

“La línea límite de un evento de este tamaño está en algún punto a unos cinco metros del borde del frente del escenario, que pudimos cubrir con esos arreglos volados, y está suficientemente lejos para que la percepción del sonido llegue desde el escenario a 2,5 metros de altura sin necesidad de infills en el borde del frente del escenario”, continúa Vickers. “El área de cobertura aproximada que nos solicitan que cubramos tiene unos ciento veinte metros de profundidad y otros ciento veinte metros en dirección transversal. Es una zona bastante plana, solo con algunas pequeñas ondulaciones mientras se avanza hacia la parte trasera y una ligera inclinación de la izquierda del escenario hacia la derecha del escenario.

El sistema KSL es extraordinariamente estable, incluso con viento muy fuerte… e incluso si la presión SPL directa se desvía de su trayecto: el sonido indirecto es muy constante tonalmente y se controla.Matt Vickers, Diseñador sénior de Skan PA

“No obstante, siempre hay una actuación sorpresa a la que el público acude en masa, que este año fue la de Lewis Capaldi. La gente llenó un área mucho más grande en las zonas laterales y en el área del camping, que está más lejos, por lo que el sistema tuvo que actuar fuera del eje y también en el campo muy lejano, incluso si era a costa del SPL para cumplir las condiciones de los permisos”.

Controles estrictos de la emisión de ruido

Como sucede en la mayoría de las actuaciones al aire libre, Glastonbury aplica controles estrictos para la emisión de ruido que aseguran que el sonido no tiene ningún impacto en los demás escenarios, ni en la zona del camping o en zonas residenciales más amplias.

“Hace unos años, creé un archivo de NoizCalc para el área de The Other Stage, porque es conocido su problema de ruido hacia el exterior, pero el archivo solo confirmó lo que ya sabíamos: el reto más importante en ese emplazamiento son las variaciones en las condiciones meteorológicas y el viento”, explica Vickers. “El sistema KSL es muy estable, incluso con los vientos más fuertes, e imagino que eso tiene mucho que ver con el control del patrón de rango completo que aportan los arreglos. Esto significa que incluso si la presión SPL directa se desvía de su trayecto, el sonido indirecto es muy constante tonalmente y está controlado, por lo que apenas hay diferencias perceptibles en la zona de escucha.

“Por primera vez las banderas en la zona del público fueron un mejor indicador del fuerte viento, porque no oíamos su silbido”.

Más arriba, en The Acoustic Stage, Tom De Brabant de la empresa De Brabant Sound trabajó con la empresa partner de alquiler Southby Productions para especificar y suministrar la solución con la Serie V.

Retos de The Acoustic Stage

“Uno de nuestros retos principales es la carpa: es el segundo mayor escenario con carpa en el emplazamiento y ofrece muchos problemas acústicos”, comenta De Brabant. “Colaboré con d&b para garantizar que reducíamos el impacto negativo de las superficies reflectantes con la implementación de un diseño muy preciso que nos ayudó a crear ArrayProcessing”.

De Brabant y su equipo montaron a cada lado riggings de la Serie V de d&b, con B22-SUBs de d&b para las bajas frecuencias (LF). La Serie Y se utilizó para el frontfill, y todo se accionó con amplificadores D80 de d&b y se conectó en red a través de un puente de red de audio DS10.

“Este es un festival muy grande, con limitaciones de presupuesto muy exigentes y plazos de tiempo muy ajustados para los cambios de una actuación a otra”, continúa De Brabant.

"Contundente, nítido y muy limpio" fueron los adjetivos que dejaron caer varios ingenieros visitantes.Matt Vickers, Diseñador sénior de Skan PA

"El mejor sonido del mundo"

“No obstante, tuvimos muy buen feedback de los ingenieros visitantes, los programadores, los gestores de proyectos... y de los clientes. Recibimos elogios por el sonido, y muchos comentaban que The Acoustic Stage nunca había sonado mejor”.

Vickers concluye: “Siempre es difícil alabarse a uno mismo, al sistema, y a tu equipo sin que suene petulante, pero sabes que todo ha do bien cuando, pese a que casi el setenta por ciento de todas las bandas traen sus propias mesas de control con presets preparados para el espectáculo, los ingenieros invitados se giran para mirarte con una gran sonrisa cuando su banda empieza a tocar porque han obtenido de inmediato los resultados que querían con su mezcla”.